Romanos

romanos

Nuestros hilados antidesgarrables mantienen siempre la flexibilidad necesaria para un buen manejo.

Desde ahora controle el clima con este simple sistema de techos corredizos. Su práctico funcionamiento le permitirá deslizar la cobertura a la posición deseada dejando entrar la brisa y la luz solar si hace buen tiempo; y  manteniendo la lluvia y el viento fuera, cuando las condiciones meteorológicas no acompañen. Una opción práctica pero resistente, que le ofrecerá una amplia gama de combinaciones de materiales.